Madresfera

lunes, 18 de mayo de 2015

¿Y AHORA, QUE HAGO?

     Luego de escuchar aquello de TRASTORNO NEUROCONDUCTUAL EN ESTUDIO pase horas investigando acerca del tema... El trastorno que por sus características se acercaba mucho al comportamiento de Moisés era el TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad)

-Habla y actúa sin parar.
-Pierde con facilidad la paciencia.
-Se pelea por cualquier cosa.
-No sabe esperar su turno.
-Responde impulsivamente.
-Es el espíritu de la contradicción.
-Siempre está a la defensiva.
-No sabe perder.
-Siempre quiere ganar.
-Reacciona mal a los cambios.
-Tiene aspecto de enfadado.
-Le molesta seguir instrucciones.
-Es impertinente y murmurador.
-No aprende de sus errores.
-Discute y contesta.
-Destroza sus propias cosas y las de otros.


     Importante aclarar que al principio solo eran especulaciones mías, destacaban en el algunas de estas características y con el pasar de los años las cumple por completo...

     El Fecebook se hizo mi aliado en la meta de conocer padres y madres que estuviesen pasando por esta situación, cosa bastante difícil aun al día de hoy no he conocido a nadie que le nombraran Trastorno Neuroconductual en estudio, pero necesitaba ayuda, orientación, leer las experiencias de otros, saber cual era el paso a continuación, en fin, sentir que no estaba sola en este proceso y no es que mi esposo no me diera su apoyo, todo lo contrario, pero definitivamente algunos hombres son muy prácticos y no sienten la misma ansiedad que nosotras por empaparse del tema.
Comenzó inmediatamente la terapia de lenguaje.

Impresión diagnóstica: Trastorno del lenguaje comprensivo, acentuado en el lenguaje expresivo.
Lo que yo entendí: No comprende lo que le digo y expresa cosas incoherentes.

Pudimos ver resultados a los 6 meses, mejoro muchísimo, no paraba de hablar. Su vocabulario se amplio y aunque al día de hoy tiene algunos problemas para formar ciertas oraciones eso no lo detiene.

     Lamentablemente el tiempo que duro en terapia fue poco ya que salí embarazada de mi hija, luego deje mi empleo y económicamente no pudimos continuar.


     De la consulta psicológica salimos con algunas recomendaciones aunque eran muy generales, unas nos dieron resultado y otras no tanto.
 
    Un punto que debemos aprender en este proceso es que aun cuando tengan un título profesional esto no les hace expertos en el área de TDAH, Autismo, Asperger, TGD o TDAH+Autismo, y como todo se debe trabajar con cada niño de manera individual, de no manejar suficiente información sobre el tema, muchas de las recomendaciones, consejos y sugerencia no serán de mucha ayuda.

Para la terapia ocupacional solo pudimos ir a la consulta de evaluación.

     Y en la consulta de nutrición nos fue fatal. Sólo una hoja impresa con el menú que debía comer.
No recibimos orientación con respecto a la hiperselectividad alimenticia por el contrario la nutricionista no sabia como explicar que el niño no quisiera probar alimentos nuevos.

Para cuando terminamos esta ronda con el equipo multidisciplinarios solo me quedaban 2 meses para dar a luz y comenzó un nuevo reto: la etapa escolar...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario