Madresfera

miércoles, 17 de junio de 2015

TOLERANCIA

     Manejar las emociones cuando tenemos un hijo dentro del Espectro no es cosa fácil, somos muy susceptibles a las palabras y es que a veces podemos ser blanco de críticas por parte de otras madres que viven la misma situación o peor aún nos sentamos a juzgar la situación y la manera de actuar de otras.
     Es momento de reflexionar... 

“Somos muy exigentes para demandar la comprensión y el deber de los demás, y muy mezquinos y egoístas para otorgarlo a los otros”.  Antonio Mazo Mejía.

     Nuestras palabras pueden herir "Nadie sabe gotera de casa ajena" ninguna persona conoce la situación que vive cada familia.


      Recientemente escuche unas palabras que me molestaron y me hirieron. Lamentablemente esto ocurre cuando no somos tolerantes con nuestro prójimo... 


       Moisés al igual que muchos otros niños, recibe medicación, esto por supuesto no quiere decir que este del todo a favor de los medicamentos, creo que debe ser considerado un último recurso, pero como padres después de agotar las opciones (con la dieta, terapias o cualquiera sea el tratamiento que estemos aplicando en ese momento) y ver que nuestros hijos se lastimen constantemente y lastimen a otros, que entren en crisis y le agobien tanto algunas situaciones que no paran de llorar y no sabes como resolver esto, como darle calma, entonces es momento de darle espacio en tus pensamientos a esa opción. Es momento de medicar y observar la reacción. 


    No es falta de constancia o o falta de amor por nuestros hijos lo que nos hace llegar a esta conclusión, creo que somos muchos los que hemos puesto de lado la recomendación de Neurólogo o el Psiquiatra intentando mejorar el panorama con otros métodos, pero si bien es cierto que los Trastornos del Espectro Autista no son una enfermedad que debe recibir medicación si no una condición, algunos de nuestros niños la necesitan para tratar problemas emocionales o de comportamiento y esto en definitiva se escapa de nuestras manos.


      Dejemos de juzgar al que medica, al que aplica las dietas, al que va por la quelación, dióxido de cloro... A final de cuentas todos somos padres desesperados en busca de respuestas, y lo mejor que podemos hacer en vez de criticar, es apoyarnos, animarnos a investigar, a leer, a prender, a conocer. No nos cerremos a todas las posibilidades, cada individuo es único e irrepetible, lo que funcione a una persona tal vez no tenga el mismo efecto esperado en otras.


      Personalmente creo que no se trata de vencer el autismo, como he escuchado en ocasiones creo que debemos enseñar a nuestros hijos a superar sus limitaciones dentro de sus posibilidades y concientizar a otros para una buena inclusión escolar, laboral familiar... Mas allá de tratamientos que apliquemos lo más importante es darles el 100% nuestro tiempo, trabajar con ellos, hacer terapias en casa y darles amor.

¡¡Entre padres debemos apoyarnos!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario