Madresfera

viernes, 17 de julio de 2015

CONSEJOS DE LA MADRE DE UNA NIÑA CON TGD A SUS MAESTROS

      Espero que sean útiles.

1.- Necesito un mundo estructurado y predecible, en que sea posible anticipar lo que va a suceder.

2.- Utiliza señales claras; no emplees en exceso el lenguaje, usa gestos evidentes para que pueda entender.

3.- Evita, sobre todo al principio, los ambientes bulliciosos, caóticos, excesivamente complejos e hiper estimulantes.

4.- Dirígeme, no esperes a mis iniciativas para establecer interacciones; procura que éstas sean claras, contingentes, comprensibles, etc.

5.- No confíes demasiado en mi aspecto; puedo ser diferente sin parecerlo; evalúa objetivamente mis verdaderas capacidades y actúa en consecuencia.

6.- Es fundamental que me proporciones medios para comunicarme; pueden ser gestos, signos y no necesariamente palabras.

7.- Para tratar de evaluarme o enseñarme, tienes que ser capaz, primero de compartir el placer conmigo. Puedo jugar y compartir el placer con las personas. Ten en cuenta que se me exigen adaptaciones muy duras.

8.- Muestrame en todo lo posible el sentido de lo que me pides que haga.

9.- Proporciona a mi conducta consecuencias contingentes y claras.

10.- No respetes mi soledad; procura atraerme con suavidad a las interacciones con las personas, ayúdame a participar en ellas.

11.- No me planees siempre las mismas tareas, ni me obligues a hacer siempre las mismas actividades.

12.- Mis alteraciones de conducta no son contra ti, ya que tengo un problema de intensiones; no intérpretes que tengo malas intenciones.

13.- Para ayudarme tienes que analizar cuidadosamente mis motivaciones espontáneas, en contra de lo que pueda parecer, me gustan las interacciones cuya lógica puedo percibir; aquellas que son estructuradas, contingentes y claras; hay muchas cosas que me gustan, estudialas primero.

14.- Lo que hago no es absurdo, aunque no necesariamente positivo. Procura comprender la lógica, incluso de mis conductas más extrañas.

15.- Enfoca la educación y el tratamiento en términos positivos; por ejemplo,la manera de extinguir las conductas disfuncionales (auto agresiones, rabietas, conductas destructivas) es sustituirlas por otras funcionales.

16.- Ponme límites, no permitas que dedique días enteros a mis estereotipias rituales o alteraciones de la conducta. Los límites que negociamos me ayudan a saber que existes y que existo.

17.- En general no interpretes que no quiero, sino que no puedo.

18.- Si quieres que aprenda, tienes que proporcionarme experiencias de aprendizaje, es necesario que adaptes los objetivos y procedimientos de enseñanza a mi nivel de desarrollo y me proporciones ayuda suficiente para hacer con éxito las tareas que me pides.

19.- Evita las ayudas excesivas; toda ayuda demás es contraproducente, porque me hace depender de la ayuda, más que de los estímulos relevantes y me quita la posibilidad de aprender.

20.- No me compares constantemente con los niños normales. Mi desarrollo sigue caminos distintos y quizás más lentos. Pero eso no requiere códigos viso espaciales para enseñarme o hacerme entender las cosas; mi capacidad viso espacial suele estar relativamente preservada. Por ejemplo, los pictogramas que muestran lo que se va a hacer, sirven como agenda y pueden ser muy útiles.


P.D.: No todos los niños con esta condición necesitan una educación especial, lo que necesitan es una especial educación.

Gracias.

Victoria Rodríguez
Mamá de Diana Nuñez


Toma conciencia sobre el Autismo y el Síndrome de Asperger.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario