Madresfera

viernes, 24 de julio de 2015

¿CRIANZA RESPETUOSA?

      ¿Les ha pasado alguna vez que escuchan a un niño llorando y de pronto se de tienen, sin ánimos de ser curiosos, a escuchar esa conversación entre el niño y sus Padres?

      A mi si, y en prácticamente todos he podido presenciar que se impone la superioridad del adulto sobre cualquier pedido del niño sin explicar o escuchar si quiera la exposición de sus motivos.

      Recientemente he leído un artículo donde la dueña de un restaurante le  grita a una niña de 2 años por estar llorando durante 1 hora (cosa que me parece poco probable, ya que los padres siempre reaccionamos de alguna manera ante el llanto de nuestros hijos, casi siempre nos mueve la vergüenza) y entonces he recordado la cantidad de veces que se les exige a los niños sin permitirles expresarse, ponte esto, deja eso, come esto, siéntate, haz silencio, no llores... Parece que muchos adultos tenemos esta mala costumbre de gritar e interrumpir a los niños por creer que no son capaz de decir nada que logre convencernos de que sólo nosotros estamos en lo correcto; y aunque así lo fuera, que tendría de malo en vez de pedirles que se callen o gritar más alto, poniéndonos al nivel de los niños, permitirles hablar, explicarse o preguntar?


      Debo confesar que gracias a Moisés aprendí a ponerme en su lugar, dejar de lado mi pensamiento de adulto irracional y pensar en la frustración que produce el no ser escuchado. Moisés constantemente quiere imponer su criterio, pues considera que siempre tiene la razón, SÍ, es bastante dominante, pero independientemente de la condición de los niños automáticamente y tal vez debido a la crianza, siempre le apostamos al *¡PORQUE LO DIGO YO Y PUNTO! O ¡CUANDO YO LO DIGA!" porque supuestamente los padres debemos tener siempre la razón, pero gracias a su razonamiento lógico, esa frase tan común en nuestra casa no funciona, explicó el porque:


Situación 1: 

  • La hora de ver T.V. se ha terminado y el televisor se apaga. 
  • Olvidamos recordar antes, la hora en que el televisor debe apagarse. 
  • Mi hija de casi 3 años llora y pregunta si puede ver su programa favorito.

Posible solución: 

      Gritarle que no y enviarla a dormir o explicar una vez más, sin sonar cansado por el hecho de repetir, que debemos cumplir los horarios y que hay momentos para ver tele y momentos para dormir, su llanto no parará automáticamente pero poco a poco al irse acostumbrando a la idea de que hay existe un  horario y que se va a cumplir llore o no llore esto irá pasando. 
Sin gritarle y mucho menos maltratarle, los niños necesitan normas, rutinas y constancia en su vida.




Situación 2:  

  • Moisés de 6 años, tiene dibujos sobre la mesa al momento de comer. 
  • Papá olvida (muchas veces) lo que ocurrirá a continuación y comienza a mover sus dibujos. 
  • Reacción del niño: llanto, enojo y negarse a comer (reacción común en niños hasta que aprenden a afrontar la frustración ayudados y orientados por sus padres).

Posible solución: 

      Ser un padre irracional que le grita y le obliga a comer sin respetar su rabia por el hecho de que tomaran sus dibujos sin permiso, cosa que en lo personal no me funciona, o aplicar el pensamiento lógico y de crianza respetuosa, con el que por cierto muchas personas no están de acuerdo y escuchar lo que el niño tiene que decir. En mi casa si cometemos un error no tenemos ningún problema en decir lo siento, no somos dioses somos seres humanos, hay normas, y se respeta a papá y a mamá pero también los sentimientos de nuestros hijos.

      Explicar al niño que pensamos que no le molestaría quitásemos sus dibujos pero que realmente lamentamos lo sucedido y la próxima vez sería él quien los retirara si están mal ubicados, y mostrarle una manera diferente de ver la situación. Ej: Hijo ¿como podríamos sentarnos todos a la mesa si tus dibujos están allí? Papá pensó que lo correcto seria quitarlos mientras comemos. 
Esto sería lo ideal, lo correcto para evitar un mal momento para ambos entre gritos y mas llanto del necesario.



      Acaso cuando sus niños dicen: -Pero y seguidamente son interrumpidos por Mamá o Papá diciendo: -Pero nada... ¿No les hace regresar a la niñez y sentir esa rabia de no poder expresarse? ¿No recuerdan cuanto hubiesen deseado que Papá y Mamá escucharan lo que tenían por decir?.

      Cuando comencé a estudiar sobre la condiciones de Moisés conocí a través del Libro de Brenda Boyd lo que era una *Pena Asperger,  y resulta que no sólo aplica para los niños con Síndrome de Asperger sino para los niños en general y esto lo he aprendido con mi hija *NT, ellos creen que es realmente importante, el motivo de su tristeza, y está en nosotros explicarles de buena manera el porque están equivocados, en caso de que lo estén, porque aunque seamos padres NO SOMOS DUEÑOS ABSOLUTOS DE LA VERDAD y darle la razón a un niño cuando realmente la tiene, decirles que ha hecho un buen trabajo, o reconocer ante ellos que no sabemos algo, que somos humanos y no somos perfectos, no nos hace menos. 

       No es mejor padre aquel que obliga a sus hijos a obedecer, creciendo como niños sumisos, sin saber el porque hacen las cosas, sin autoestima, con miedo a hacer preguntas por recibir de respuesta una actitud violenta, rechazo o criticas, no es mejor padre aquel que educa para obedecer y no para pensar, sin enseñar a desarrollar el pensamiento lógico, a sacar conclusiones y hacer de ellos adultos independientes.



      Yo Damellys de Arguinzones prefiero un niño que pregunte, curioso, con respuestas, que no sólo siga al resto, que si alguien pregunta a mis hijos porque usa un suéter puedan decir "porque hace frío o porque llueve" y no sólo: "PORQUE LO DIJO MI MAMÁ".
      Quiero que mis hijos entiendan el porque de las cosas, que si les pido algo y lo hacen sin decir ni pío, tener la certeza de que he respondido en su momento a todas sus inquietudes y saben porque hacen lo que hacen.




Nuestros niños necesitan:

*Padres firmes: Si prometemos, cumplimos. Si decimos que no, es no dando siempre argumentos razonables.

*Padres respetuosos: Respetar la opinión de nuestros hijos haciéndoles saber de la mejor manera si están equivocados y explicando el porque.

*Padres tolerantes: Ser comprensivo en el momento de llanto y si lo permite pregúntale como se siente, así tal vez puedas entenderlo mejor.

*Padres reales, con sentimientos: Decir lo lamento hijo, de verdad no fue mi intención y te pido disculpas cuando hemos fallado realmente nos hace mejores personas.

*Padres orgullosos: Cuando nuestros hijos se esfuerzan por lograr algo no siempre lo notamos ni damos el reconocimiento que merece. decirles: Eres maravilloso, estoy muy orgulloso de ti refuerza conductas positivas y su autoestima.

Y por último pero no menos importante, nuestros hijos necesitan:

*PADRES AMOROSOS: Hij@ eres muy importante para mi y por esa razón seguiré corrigiéndote, enseñándote, regañándote  y sobre todo amándote todos los días de mi vida.





*Pena Asperger: Algo que es muy importante para el niño, pero parece tonto, menor o irracional visto desde fuera. Concepto dado por Brenda Boyd en su Libro- Guía 200 consejos y estrategias para padres de niños con Síndrome de Asperger.

*NT: Abreviación de neurotípico, término usado por la comunidad autista para referirse a las personas que no son autistas. Éste término se utiliza en lugar de "normal" ya que se considera inapropiado porque calificaría implícitamente a las personas con autismo de "anormales". 


Enlaces de interés:



No hay comentarios.:

Publicar un comentario