Madresfera

martes, 1 de diciembre de 2015

LLEGÓ LA NAVIDAD

      La época navideña ha llegado y con ella algunos momentos de ansiedad, para la mayoría de los niños estos días pueden significar alegría e ilusión pero en niñ@s con TEA puede convertirse en sinónimo de estrés. Hacer cambios en su rutina, los adornos excesivos que incluyen muchos colores y luces, ruidos y olores definitivamente pueden suponer mucho estrés para ellos.

     No soy experta en el tema de los Trastornos del Espectro Autista, en nuestra casa aprendemos por ensayo y error, las experiencias de otros padres nos han ayudado, el conocer a nuestro hijo y saber que situaciones causan un efecto negativo nos han servido de guía en los últimos 5 años.

       Me gustaría compartir con ustedes algunas sugerencias que pueden ser de gran utilidad, no solo en las navidades sino también en las diferentes festividades que celebren posteriormente.

  • Anticipa. La posibilidad de admitir y tolerar los cambios que se producen en el entorno es una capacidad prácticamente ausente en las personas con TEA, no pueden anticipar de manera espontánea algunas situaciones, generándoles mucho estrés y ansiedad el no saber lo que vendrá a continuación y desencadenando en muchas ocasiones una rabieta. Es una buena idea explicarles con antelación lo que sucederá, las diferentes fases del evento: Vendrán algunas personas a nuestra casa, luego nos sentaremos a la mesa....
  • Reduce el Estrés. Nuestros peques se ven influenciados por nuestro estado de ánimo, por lo que mientras menos estrés tengamos, menos estrés tendrán ellos. Planifica con tiempo y tranquilidad, asegúrate de dejar espacios que permitan la relajación.
  • Prepara a la Familia. Es posible que amigos y familiares no sepan como actuar y dar apoyo habla y explica que cosas pueden hacer para brindarte apoyo, comenta las situaciones especificas y los planes a seguir para que puedan tener una experiencia agradable en estas fechas.
  • Ocupa su tiempo. Hazlo participar asignándole tareas que le permitan reducir su nivel de estrés manteniendo toda su concentración puesta sobre esta actividad. Por ejemplo, ofrecer aperitivos, colaborar en la preparación de alguna comida..
  • Refuerza sus habilidades. Ayuda y anímale a participar en la preparación de los regalos de Navidad. Puede ser una excelente oportunidad para que tu hijo trabaje las habilidades sociales, que piense en las necesidades e intereses de otras personas y que sea amable y servicial.
  • Preparados para visitar. Si el caso es que las fiestas se realizan en otra casa puedes prepararle un bolso que aquellos juguetes u objetos con los cuales le gusta jugar, si el niño se encuentra ansioso puedes buscar un lugar calmado para que pueda sentarse y relajarse.
  • Mantenlo informado. puedes preparar e imprimir un calendario semanal con imágenes, fotos o pictogramas de las actividades que se realizarán así el niño puede visualizar como será su semana.

      Nadie conoce mejor a nuestros niños que sus padres, solo nosotros podemos y debemos prevenir que el niño pase por un momento desagradable, lo que realmente importa en estas fechas no es tener una fiesta perfecta sino el compartir y poder disfrutar cada uno a su manera, en familia, rodeados de amor, comprensión y apoyo.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario