Madresfera

jueves, 7 de enero de 2016

LO EXTRAÑO QUE SOY...

    Contigo aprendí a amar cada detalle que pasa desapercibido ante unos ojos ocupados y preocupados, amo la manera en que haces círculos con tu dedito, amo escucharte cantar en voz alta en los momentos menos esperados, amo la manera detallista y perfeccionista en la que ordenas piezas, objetos o colores y sobre todas la cosas Te Amo a ti Hijo Mío, agradecer a Dios cada día de mi vida por tan hermoso regalo creo que no será suficiente, y aunque no todos los días son de arcoíris prefiero fijarme en ellos y no en los de tormentas, decidí ver lo positivo aún en lo negativo y el Autismo no ha sido más que una forma de ver el mundo de una manera distinta, de apreciar algún detalle que en otro momento no hubiese tenido el mismo valor.

       Más que enseñarte me has enseñado a mi, un diagnóstico no nos límita destaca otras capacidades; la capacidad de ser pacientes, de ser optimistas, de ser tolerantes, de ser comprensivos, de creer en lo invisible, de escuchar más allá de las palabras y de no perder la esperanza aún cuando otros la hayan perdido.




















No hay comentarios.:

Publicar un comentario