Madresfera

viernes, 19 de febrero de 2016

A VECES..

     Y un día te das cuenta que todo lo avanzado se va al traste, vuelven las estereotipias, se lastima(por cierto resulta que Moi es hiposensible y cuando se lastima lo hace buscando estímulos fuertes) la ecolalia, la hiperactividad a toda mecha, tipo Speedy Gonzalez... Es como empezar de cero y por supuesto los sentimientos a flor de piel, tristeza, rabia, frustración; mucha gente pidiéndote paciencia y animándote cuando lo que sientes son ganas de huir, pero te detiene esa mirada, que en silencio te dice cuanto te necesita y si tu no confías, tienes fe, eres constante y le das amor, quien más lo hará?

     Aunque al momento del diagnóstico no pase por aquello del duelo porque preferí dedicarme a aprender e informarme con lo necesario para ayudar a mi peque, ahora años después llegó ese momento, el de tener miedo, el de llorar, el de sentirme totalmente desorientada y hasta agotada de esta batalla diaria, de odiar al Autismo y todo lo que implica.

     Es posible que este entrando en pánico y esto altere mi percepción, es posible que raye en lo dramático porque he visto casos muuuy difÍciles de Autismo, sin embargo, como siempre he pensado nadie conoce gotera de casa ajena, es muy fácil comentar si alguno la lleva fácil porque su hijo habla o no, y observaciones que intentan minimizar la pena y el esfuerzo de algunas familias.

     Les ha pasado?
   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario