Madresfera

sábado, 9 de abril de 2016

NADA ESTÁ MAL

     Hace algún tiempo mientras Moisés veía caricaturas y lo escuchaba repetir cada palabra o frase que decía el TV, (cosa que hace frecuentemente) llegaron a mi mente algunas interrogantes que quisiera compartir con ustedes.

     Durante la evolución del lenguaje oral de todo niño aparece una conducta comunicativa en la que se imitan las entonaciones escuchadas en los adultos, esto al rededor del primer año o al principio de la adquisición del lenguaje. La Ecolalia es común en niños con TEA y consiste en repetir involuntariamente una palabra o frase que acaba de oír o pronunciar.

    Mi Pregunta es ¿Será posible que eso llamado "ecolalia" en algunos casos, no sea una repetición necesariamente involuntaria, sino una forma de aprendizaje?

     Lo que más ha llamado mi atención en cuanto a Moisés, es que al insistirle y pedirle que por favor no lo haga, que no es necesario repetir todo lo que se le dice respondió:


"NECESITO REPETIR PARA APRENDER"


     Confieso que desde entonces he dejado de insistirle para que no lo haga pues aunque lo intentamos durante mucho tiempo y hasta se le interrumpía, continuaba haciéndolo a modo de susurro.
    Entonces me pregunté, ¿A quien afecta realmente eso que él ha escogido como su método de aprendizaje? ¿Debería considerarlo como algo malo por no ser lo que creemos una conducta "normal"?

     Moisés no asiste a terapias, leer, investigar, preguntar y sobre todo observar a mi hijo me ha dado las herramientas para saber cuándo, como y porque debo corregir alguna conducta que realmente considero, como mamá, importante. La situación económica cierra cada vez más las posibilidades de que pueda pagar las terapias de un equipo multidisciplinario, aun así, en casa hacemos lo que podemos, escuchando, aprendiendo de él y luego buscando la mejor manera para corregir.

    Pero a veces debemos  hacer una pausa, tomarnos unos minutos y preguntarnos ¿Que esperamos realmente de nuestros hijos? ¿Que consideramos normal? ¿Vale la pena cada rabieta descontrolada por hacerlo parecer igual al resto?

    Tal vez si entendiéramos un poco, si nos pusiéramos de verdad en sus zapatos nos evitaríamos muchos malos momentos.

    Si aprende de la repetición ¿Por qué tengo que insistirle en que no lo haga? Pudiera en cambio pedirle que lo haga en un tono de voz que no moleste al resto.

    Si es hiposensible y necesita estímulos auditivos para realizar alguna actividad, ¿Por qué debo cambiar esto? ¿Por qué no sólo enseñarlo a que lo haga de una forma más personal como por ejemplo usando unos audífonos?.

    Si se quitan los zapatos constantemente o se rehúsan a usar un pantalón corto ¿Por qué no observar con detalle si el zapato esta ajustado, los calcetines son incómodos o el aire molesta sus piernas debido a la hipersensibilidad?. 

   Si le gusta usar los calcetines diferentes, porque armar una batalla campal si él se siente cómodo? En que puede afectar al resto de las personas si los usa diferentes? Porque la comodidad debe quedar en segundo plano en mi hijo sólo para complacer a los demás y parecer "normal"

   Esa necesidad de encajar con el resto, de obligar a nuestros hijos a ser uno más del montón a veces nos crean caos en el día día..




    Debemos ser conscientes papás, de que si, existen muchas conductas que debemos modificar, trabajar poco a poco, con paciencia y constancia, pero también hay otras que en nada afectan a los demás y por el contrario a nuestros hijos les ayudan, les calman, les hacen ser ellos, únicos e irrepetibles.

     Todos, absolutamente todos tenemos alguna particularidad que nos hace diferentes, sólo que hemos aprendido a ocultarla para pasar desapercibidos.

   Nada está mal con nuestros hijos, si aprendemos a respetar su forma de percibir el mundo sin necesidad de dar una etiqueta a todo lo que hace o verlo de forma negativa solo porque deseamos que sea igual a los demás niños, si como padres nos angustiamos constantemente y no intentamos comprenderlos, si continuamos centrados en sus debilidades en vez de destacar sus fortalezas y apoyarlos, jamás veremos realmente LO MARAVILLOSOS que son y todo lo que tienen para mostrarnos.














No hay comentarios.:

Publicar un comentario